jueves, 11 de septiembre de 2014

Un Austin Healey restaurado !

¿Recordais a Dave Bennett ?


Dave , era el "afortunado" restaurador que logró conseguir un  Austin Healey en un estado muy deteriorado.


Pero su obstinación le llevo a adquirirlo y obviar a todos los que le aconsejaban que ignorase dicho trabajo.Que no valía la pena ,el esfuerzo que requería dicha restauración.


Así que con toda la ilusión del mundo, y haciendo caso omiso de los consejos, llamó a su amigo Simon Rigbys que le ofreció su taller para desempeñar todo el trabajo que requiere este  viejo y oxidado automóvil. 


 
Descubrió que su color original era negro, así pues y después de un largo trabajo de chapa y pintura, consiguió vestirlo con toda la elegancia y sobriedad que requiere este modelo.


No escatimó medios para llevar esta joya a un acabado impecable. Las llantas fue un elemento a tener en cuenta en el proceso de restauración.


 Dave recuerda que el coche llego con unas simples llantas de acero y con unos tapacubos casi indignos para tan elitista modelo.


Pronto llegaron las preciosas llantas de radios, y el aspecto general es muy acertado.


Para el motor se optó por cambiar el pequeño ingenio que portaba desde su retiro, por un Johnson que ofrece una respuesta más segura, quizás no están rápido, pero a quién le importa batir records de velocidad!!! 




Lo que se busca en este caso es una respuesta fiable y tranquila para poder disfrutar de largos paseos sin el temor de salir volando por alegrarse en exceso.


También se puede observar la nueva transmisión que completa la motricidad de este pequeño y elegante modelo.

Bien , pues hay poco mas que ddecir , Dave se dirige orgulloso a su casa con su nuevo y elegante automóvil.


Salud y slot