lunes, 19 de septiembre de 2011

La pequeña tribuna

Necesitaba una tribuna.Pequeña.Como son las cosas en este imaginario lugar.


Y pensé que ya era hora.Este pequeño pueblo ,necesita un lugar donde observar la cantidad de eventos del motor que en el se suceden.
Fijaos que ni si quiera el párroco ha podido perderse el día de carreras.


Este es el entramado de listones y vigas de madera que componen este artefacto.


Aunque hace poco que esta en servicio, no es una tribuna nueva.


Es muy probable que el Sr.alcalde la adquiriese para celebrar todo tipo de eventos y claro está , las carreras son un elemento que no brillarían igual sin este armatoste.


Desde luego la madera, no puede ocultar las huellas que el tiempo ha marcado en ella


De todas modos , las cosas que se hacían antaño , estaban pensadas para durar.


Como las musas de  la escritura estan muy lejos de mi , os dejo con el resto de  las fotos









Salud y Slot

5 comentarios:

  1. ya era hora que volvieses!!! moooooooooola, me gusta mucho como ha quedado, un super besote

    ResponderEliminar
  2. Qué buenooooo !!!!!.... Me has sorprendido Mikel, me esperaba otra cosa y esta reforma ¡¡¡¡ me ha encantado !!!!!.... siguiendo el camino que has marcado, yo de ti haría una atalaya para el cámara, con la misma madera que compra el alcalde (que, por otro lado, seguro que se lleva comisión.... porque hay que ver cómo están los tablones.... jjjejejjeejj)

    Bestial, Mikel, me ha gustado mucho. Ah!!!! Y felicidades por la portada del Lancia D20 en Pasionslot. Te lo mereces.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Genial la grada ,para esa gente con tanta suerte que tienen circuito al lado de su casita.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Mikel, sencillamente fabulosa. Me encanta; el aspecto de la madera es sencillamente impresionante; un corte muy fino y una pintura..., porque si no las has pintado ya me dirás de dónde la sacaste malandrín.

    El Sr. del alzacuellos..., muy bueno!!

    Salud

    ResponderEliminar
  5. Mikel! Menuda obra de carpintería a escala! El resultado es soberbio! El cura me recuerda al Pájaro Espino.

    ResponderEliminar