martes, 28 de septiembre de 2010

ANTICRISIS

Creo que es el mejor título para este artículo.
No voy a descubrir el coche en sí , esta claro que no es ninguna novedad , ni tampoco su presentacion en kit.
está clarisimo que es el conocidísimo Testa Rossa de Ninco.

Pero lo que más me atrae de esta unidad es su precio...............19.95 €
Este precio es realmente supercompetitivo, y  es que este kit no es oferta aislada de un establecimiento , si no que se podia adquirir en muchísimas tiendas del sector a esa módica cantidad.

El caso es que con los tiempos que corren , que no son precisamente los mejores a nivel económico, yo me planteo la siguiente cuestión.

¿Porqué las marcas no ofrecen mas kits a estos precios ?
Yo lo veo de la siguiente manera :
Si partimos de la base que son moldes mas que amortizados, y si añadimos que posiblemente lo que resulta caro es  ensamblar el coche .............por que no lo ofrecen a los aficionados en una simple cajita ?

Yo creo que es un nicho de mercado poco explotado, y que además ofrece un sin fin de posibilidades .

No se quien toma la decisión de que sacar al mercado segun las marcas de slot , pero esta claro que quizás  han perdido un poco el contacto con la gente y que es lo que realmente quieren .

El aficionado lo tendria mas fácil si dispusiese de esta maravillosa fórmula de compra.

En fin que ahi queda ea reflexión . Lo cierto es que desde " mi punto de pista" lo veo así.

Está clarísimo que no voy a hablar de la belleza incomparable de este coche , como dije al principio , no voy a descubrir a estas alturas este modelo.

Tan solo quería compartir con vosotros esta reflexión con unas fotillos

Mucha salud y mucho slot

2 comentarios:

  1. Pues si..., creo que tienes toda la razón...
    P.D.: Con estos fondos cualquier coche mejora en fotografia..., hay que ver...

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo. Parte de nuestra afición es ver correr nuestros modelos, y la otra parte consiste en fabricarlos, o cuando menos montarlos. Los modelos en kit también nos permiten, a parte de economizar, frabricar nuestras propias referencias.

    ResponderEliminar